jueves, 5 de septiembre de 2013

Instrucciones para usar un campus



En un paupérrimo intento por acercarme a la genialidad del Maestro Cortázar, les dejo mis instrucciones para usar el campus. (Se hace lo que se puede, y lo que no, se compra por e-bay ;)

Dejando de lado los prejuicios sobre la enseñanza virtual, incursionemos en el correcto uso del campus. Para comenzar explore, aventúrese, inténtelo, haga y deshaga. Recuerde: no se rompe. Comience con algo sencillo: un foro, compartir un archivo o una imagen. Evalúe las repercusiones. Vuelva a intentarlo. No se frustre ante la falta de respuesta. Estimule a los alumnos. Cree espacios de interacción: wikis, actividades, applets. Espere. Se desaconseja por completo atosigar a los alumnos. La comunicación no debiera ser ni más ni menos insistente e intrometida que la que se da en el aula y no olvide que el alumno también duerme, come y desea tener espacios para el esparcimiento. Evalúe el nivel de feedback antes de proponer una nueva actividad o consigna. Mientras tanto, explore qué otras oportunidades ofrece su plataforma y no deje de lado la estética, decore, añada colores, imágenes atractivas. Espíe campus ajenos, al menos los que estén abiertos a la posibilidad de entrar como invitado, siempre hay mucho que aprender de ellos. Habiendo dejado pasar un tiempo prudencial, al menos 1 día, controle su ansiedad y vuelva a revisar qué nivel de respuesta tuvo. En cualquier caso, entienda que salvo que esté a cargo de un curso online, el campus será un lugar más de encuentro y por ende la participación de los alumnos puede fluctuar. Evite frustrarse, pero sobre todo EVITE de cualquier modo dejar desatendidos los pedidos y consultas de sus estudiantes. Usted también es humano y mantiene otras actividades que ocupan su tiempo, pero ante una desilusión, el alumno abandona con mayor o menor facilidad su incursión por la virtualidad. No lo deje que se desanime. Y como consejo adicional, entre respuesta y respuesta, dése una vuelta por el Candy Crush, le proveerá distensión y diversión, al menos por un rato.


5 comentarios:

  1. ¡Excelentes consejos Flor!!!! Me vienen de maravilla ahora que hice mi reflexión sobre la experiencia que viví recientemente estrenando mi aula en Moodle para complementar las clases presenciales.
    No perderé de vista lo que dices...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ceci! Gracias por tu comentario. Realmente la única manera de explotar los mil beneficios del campus y de la plataforma moodle es explorándolo y arriesgandose, así que

      Eliminar
  2. CONTINÚO EL MENSAJE... a no desanimarse y a probar, que un tropezón no es caída y de los errores siempre se aprende :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Súper! muy interesante aterrizaje, me parecen bien jugadas las referencias y además de divertido lo encuentro reafirmador de las orientaciones básicas con que debemos fortalecernos al navegar y compartir con otros -quizá anónimos viajeros- nuestra experiencia :-)

    ResponderEliminar
  4. Gracias Manuel por tus comentarios! Me alegra que te haya gustado. Los escribí en un rapto de nos privación poética y siempre es bueno saber que a alguien más le sirve lo que producimos y compartimos! Saludos.

    ResponderEliminar