jueves, 22 de agosto de 2013

Del Fotolog a la vida resumida en #140caracteres

En el año 2004, se imponía como tendencia, tener una cuenta en fotolog y retratar absolutamente todo lo que nos pasaba y subirlo a la red para mostrarlo al mundo. En ese entonces junto a un grupo de amigos decidimos abrir una cuenta (Fisiturron, derivada de la fonética de la expresión francesa "physique du rol") y compartir ese espacio para que cada uno retratara los momentos que considerara memorable y los subiera allí para compartirlos entre todos. Años más tarde, repliqué esta actividad con un grupo de compañeros de Historia del arte, donde cada uno iba subiendo una obra de arte que por algún motivo le resultara especial, agregándole una entrada que hiciera referencia al período histórico en el cual había sido confeccionada, su autor y alguna otro dato de interés. Sin saberlo estábamos construyendo un espacio de construcción colectiva del conocimiento sin antecedentes para nosotros, que si bien pertenecemos a una generación altamente tecnológica, crecimos a la par de las idas y vueltas de la red de redes.

Años más tarde, en el 2012, decidí incursionar en el universo de los 140 caracteres, los hashtags, los trending topics, los seguidores y los "arrobame". Al principio lo entendía exclusivamente como un espacio de comunión entre aquella gente que gusta de divulgar todo lo que piensa y hace y aquellos que tenemos el gusto de pispear en que andan los otros. Abrí la cuenta, empecé a seguir a algunos amigos, a algunas figuras públicas, a algunas organizaciones, pero me limitaba a leer lo que se publicaba. De a poco empece a encontrar el gusto de compartir algunas cosas más o menos importantes que pasaban a mi alrededor y descubrí, por ejemplo que es la mejor herramienta para mantenerse informado acerca del clima o del estado del tránsito. Me encariñé, entendí que no era todo chusmerío y mero entretenimiento y que podía ser muy útil enterarse de algunas cosas que por otros medios no se divulgaban. 



Para mi sorpresa, en el primer cuatrimestre de este año, la Cátedra en la que trabajo, la cual tiene su usuario en twitter, al cual sigo (@fisicaffyb) propuso hacer una clase de consulta online, la noche anterior a que los alumnos rindieran. Acordamos un encuentro en línea, lo difundimos vía mail y a la hora señalada, siguiendo un hashtag pautado, se sugirieron consignas para abrir el debate y se esperó a que los alumnos plantearan sus inquietudes. Para mi sorpresa resultó ser una experiencia más que interesante. Estábamos todos reunidos a la misma hora, desde distintos lugares pero por el mismo motivo: queríamos aprender. Y el desafío fue múltiple: no sólo encontrarnos y abrir el diálogo, además debíamos hacerlo en menos de 140 caracteres y los docentes debimos ser capaces de maniobrar esta tecnología y transmitir en no más de dos oraciones, todo lo que queríamos responder a los estudiantes. ¿El resultado? Un extenso tweetdoc que se pretende compilar y editar para generar un material de estudio. (Si alguno de los lectores deseara contar con este  material no tiene más que solicitarlo ;) )

En definitiva, y en mi corta experiencia, no cabe duda que desde la compulsión por publicar cuanta imagen impacta en nuestra retina, hasta el titánico desafío de concentrar nuestras dudas y nuestro conocimiento en sólo 140 caracteres, evitando la verborragia que algunos padecemos, todas las tecnologías que se han ido desarrollando y que hoy tenemos al alcance de la mano son invalorables herramientas de enseñanza que nos permiten reforzar los lazos con nuestros estudiantes e incluso abrir nuevos caminos. Sólo hay que atreverse a andarlos.

Para los que aun no disfrutan de twitter o no terminan de entender cómo funciona o para qué sirve, les dejo este video que espero les sea útil. Hasta la próxima!


4 comentarios:

  1. Excelente forma de introducir a Twitter como una herramienta útil para múltiples objetivos. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Jorge por tu comentario. El video me pareció muy bueno y la experiencia que hicimos en mi Cátedra, fue sumamente enriquecedora. Como todo lo que se hace por primera vez, con cosas por mejorar y aprender, pero fue un excelente puntapie :)

    ResponderEliminar
  3. Flor gracias por compartir esta experiencia que viviste con twitter. Yo todavía estoy aprendiendo y espero poder experimentar algo, como lo que nos cuentas, con mis estudiantes... Ya contaré en mi blog. Muchos saludos

    ResponderEliminar
  4. Para los que pasan y leen, les dejo este link más que interesante. Saludos http://www.educacionline.com/blog/twitter-como-herramienta-de-educacion-online/

    ResponderEliminar